Raúl García Castán se acercó a las carreras por montaña cumplida la treintena y sin embargo esto no le impidió ser cinco veces campeón de España de Carreras por montaña (2006-2010) y una vez campeón de Europa (2009), compatibilizando su trabajo y la vida familiar con los entrenamientos y las competiciones.

Ra̼l comparte dos grandes aficiones: las carreras de monta̱a y la literatura, fruto de esa simbiosis es su primer libro, a modo de diario, titulado: Con los pies en la sierra РDiario de un corredor de monta̱a.

Portada

Con su particular lenguaje poético y repleto de sinceridad, capítulo a capítulo, día a día, se pregunta y responde sobre lo que piensa y hace mientras entrena o compite, preguntas como:

 “¿Qué es lo que tanto me seduce del aparentemente anodino acto de correr?

Sospecho que tengo el corazón envenenado sin remisión por la manía, por la costumbre, por el vicio de correr.

Correr me redime de la vida, me transubstancia en el héroe perdido y me purifica de la cotidianidad.

Cuando corro por la montaña soy un centauro bípedo, soy un hijo pródigo que vuelve a su origen animal, soy un deseo loco de huir de la vida y de la muerte, soy un afán de apurar la existencia hasta que duela.

Mi cuerpo es como uno de aquellos condenados a galeras que remaban al compás marcado por el esbirro del látigo; el látigo es mi corazón.”

Rememorando uno de sus afortunados campeonatos inquiere:

“¿Qué le pasa por la cabeza a un corredor en pleno esfuerzo?

Correr es ir a encontrarse uno con los fantasmas propios…los demonios familiares de cada cual: problemas, obsesiones, pensamientos inconexos, ideas absurdas…Aquello, en resumen, que tan bien describía Bécquer en el prologo del Libro de Gorriones:

“Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurrucados y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasía”.

Raúl Castán y Tófol Castanyer

En las páginas de este libro te vas a ver gratamente reflejado compartiendo pensamientos y preocupaciones con Raúl:

“Cuando empiezas a correr en frio, es inevitable esa sensación de moderada angustia que supone el paso del cuerpo de un ritmo vital normal, a otro, si no anormal, sí al menos inhabitual.

Pero es terminar el entrenamiento y te pueden echar lo que te echen. ..se te cura todo, te ríes del mundo, de la vida y sus miserias.

El mérito de la mayoría de los atletas populares no reside, obviamente, en los grandes resultados deportivos, sino en que son capaces de sacar tiempo para perseguir sus modestos objetivos deportivos siguiendo un continuado adiestramiento físico…no sólo sin cobrar, sino además pagando un precio, un precio económico, aparte del precio físico y emocional para disfrutar de todo ello…correr por afición te quita tiempo y dinero, eso es indiscutible, pero el producto resultante de tal inversión sale baratísimo, porque la felicidad no se compra con dinero.”

Y entre las muchas reflexiones que hace destacamos su particular fórmula para lograr el éxito:

“Para intentar llegar a ser el mejor en cualquier orden de la vida, se precisa un tanto por ciento no tanto insignificante de obsesión, un punto no pequeño de fanatismo y un ápice no tan reducido de locura.”

Tras la lectura de este libro solo resta hacer una cosa… ¡tirarse al monte!


Puedes comprar el libro Con los pies en la sierra – Diario de un corredor de montaña vía Amazon.

Y por supuesto visitar su web www.conlospiesenlasierra.com

Artículo de Ildefons Teruel

 

ÚNETE A LA COMUNIDAD FINIXER →